• Facebook
  • Instagram

Cielo y tierra es nuestro sueño hecho realidad

Originarios de Santiago, nos trasladamos a Curacautín, región de la Araucanía, para mejorar nuestra calidad de vida y aprender a disfrutar de nosotros y el entorno, buscando nuevos horizontes emocionales, familiares y laborales.

      Así nació Cielo y Tierra, una empresa familiar que comenzó con el sueño de compartir un producto limpio, que nos llena de vida y fuerza cada día. Nuestro equipo está compuesto por Juan Pablo Armisen, geógrafo de profesión, actualmente a cargo de los procesos de distribución y administración; Manuela Balcells, cineasta de formación, actualmente encargada de procesos de producción y marketing; y nuestras hijas, encargadas de brillar y ser los motores que nos impulsan a mejorar cada día.

Aquí estamos

¿Por qué elegimos el jugo de pasto de trigo?

Durante el proceso de cambio de vida que tuvimos, de pronto nos dimos cuenta de que lo que queríamos hacer, había estado con nosotros desde hacia mucho tiempo. El jugo de pasto de trigo que consumimos cada mañana en la familia es justo lo que queremos compartir!

Entonces nos pusimos manos a la obra, invertimos en la infraestructura y máquinas de punta para aprovechar al máximo todas las vitaminas, minerales, aminoácidos, proteína y clorofila presentes en el pasto de trigo. Sembramos con tierra y semillas limpias, cosechamos a mano y extraemos con un proceso de prensado en frío que asegura el máximo rendimiento y tiempo de vida de nuestro jugo, para luego ser empacado en envases compostables, congelado rápidamente y distribuido para poner al alcance de todos lo que es un verdadero regalo de la naturaleza.

Para  nuestros productos, utilizamos envases hechos de PLA (ácido poli-láctico), que es un polímero biodegradable derivado del ácido láctico. Un material altamente versátil, que se hace a partir de recursos renovables al 100%, como son el maíz, la remolacha, el trigo y otros productos ricos en almidón.